All Posts By

admin

Pequeños trucos para aumentar la concentración

By | Adultos | No Comments

 Pequeños trucos para aumentar la concentración

La concentración es también una capacidad capaz de mejorar y aumentar si tenemos y utilizamos las estrategias adecuadas.

Crear y mantener una buena capacidad de concentración pasa por varios puntos claves, entre ellos tener una rutina estable, un lugar adecuado para estudiar/trabajar, haber descansado correctamente y un largo etcétera.

Muchas personas saben perfectamente todas estas claves pero aún así no son capaces de averiguar qué es lo que les está pasando.

Estudios actuales refieren que casi un 95 % de las personas tienen en algún momento de su vida dificultades para concentrarse.

Teniendo esto en cuenta y sabiendo que prácticamente cada uno de nosotros pasará por algún episodio de baja concentración a lo largo de la vida, ¿qué podemos hacer?.

Clínica Guillén propone soluciones a esta problemática teniendo en cuenta que cuando no somos capaces de concentrarnos es debido a que hay algo que nos preocupa o bloquea, en este sentido os recomendamos aprender a usar la técnica de solución de problemas que se encuentra también en este blog y además analizar vuestros pensamientos negativos bloqueantes cambiándolos por pensamientos de afrontamiento. (La motivación y la confianza en uno mismo es 100% clave).

Una vez hecho esto, pasar a revisar la infografía de abajo sobre cómo aprender a concentrarse y hacer una lista de aquello que cumplís y de aquello que no.

Posteriormente, empezar a ponerlo en practica, ya estáis mucho más cerca de conseguirlo.

 

Para más información,

Contacta con nosotros:

Clínica Guillén: Psicología y Psiquiatría

Psicología: 626117356      victoria@psicologia-psiquiatria.com

Psiquiatría: 675145329    mariano@psicologia-psiquiatria.com

 

 

Fobia social

By | Niños | 2 Comments

Fobia social

La fobia social es el temor acusado y persistente por una o más situaciones sociales o actuaciones en público en las que la persona se ve expuesta a otras personas que no pertenecen al ámbito familiar o a la posible evaluación por parte de los demás.

SECUENCIA FUNCIONAL DE LA FOBIA SOCIAL

ESTÍMULO EXTERNO (Situación social que no controla) –> RESPUESTA FISIOLÓGICA (Trastorno o problema de ansiedad) –> RESPUESTA COGNITIVA (Me pondré nervioso) –> RESPUESTA OPERANTE (Evitar, escapar) –> CONSECUENCIAS (Refuerzo negativo, autocastigo).

MODELOS DE ORIGEN DE LA FOBIA SOCIAL:

  • Malos modelos de HHSS
  • Condicionamiento clásico: ha sucedido algo traumático: fobia específica
  • Aprendizaje de creencias disfuncionales (ambiente)
  • Condicionamiento Operante: castigar lo correcto y reforzar lo no adecuado
  • Otros: Falta de autoestima: 1º HHSS 2º Autoestima/Complejos (+ Atribución externa)/Cambios de contexto social

METODOS DE EVALUACIÓN: Dentro de los métodos de evaluación contamos con:

  1. Entrevista
  2. Observación (consulta, role-playing, In vivo)
  3. Autoobservación- Autorregistros
  4.  Cuestionarios:
  • Escala breve de fobia social – miedo/evitación y  sensaciones fisiológicas
  • Inventario de ansiedad y fobia social (SPAI) situaciones susceptibles de ansiedad (el + extenso)
  • Escala de fobia social (LSAS) ansiedad de rendimiento y ans social
  • Escala de evitación y ans. social (SAD) malestar subjetivo y evitación situaciones
  • Escala de miedo a la evaluación social (FNE) pensamientos de fobia social

PRINCIPALES TIPOS DE PENSAMIENTO CATASTRÓFICO EN FOBIA SOCIAL

  1. Pensamientos centrados en la ansiedad y sus efectos sobre el comportamiento (adivinación de futuro: me pondrá muy nervioso, sudaré)
  2. Pensamientos sobre la ansiedad y el comportamiento alterado van a ser percibidos por los demás (lo notarán, se darán cuenta)
  3. Pensamientos sobre el juicio descalificativo de los demás (haré el ridículo, pensarán que…)
  4. Pensamientos de horrorización sobre el juicio descalificativo de los demás (será horrible, no lo soportaré)
  5. Pensamientos de autodescalificación (soy un desastre, no sirvo para nada…)

Importante ante ello, presentar el modelo ABC, y analizar que lo que lleva a la emoción y el comportamiento es: MI INTERPRETACIÓN  (en este caso catastrófica)

MODELO DE TRATAMEINTO PSICOLÓGICO:

1. Fase educativa; explicación de hipótesis:

  • Origen: Malos modelos de HHSS, situaciones traumáticas, aprendizaje de creencias disfuncionales aprendizaje de consecuencias y otras maneras
  • Mantenimiento: trampa de la ansiedad.

2. Terapia cognitiva para Fobia Social:

  • Explicación modelo ABC
  • Características de los pensamientos automáticos
  • Identificar PANS: registros, discriminar y estirar
  • Discusión. Preguntas. Línea Longitudinal.
  • Búsqueda de alternativas.

3. Experimentos Conductuales-exposición:

  • El experimento de las conductas de seguridad
  • Experimentos conductuales jerarquizados, uno se discusión.
  • Aumentar el riesgo

4. Mantenimiento de Logros-Prevención de recaídas

  • Cambiar creencias disfuncionales, técnicas verbales y ataque a la vergüenza
  • Resumen de lo aprendido
  • Apertura a horizontes sociales y práctica de HHSS
  • Prevención de recaídas.

Para más información,

Contacta con nosotros:

Clínica Guillén: Psicología y Psiquiatría

Psicología: 626117356      victoria@psicologia-psiquiatria.com

Psiquiatría: 675145329    mariano@psicologia-psiquiatria.com

fobiasocial

Hipnosis

By | Adultos | No Comments

La hipnosis

La Hipnosis como proceso terapéutico es considerada como una de las técnicas más antiguas para producir cambios en los procesos cognitivos, psicofisiológicos, perceptuales y conductuales.

En la actualidad, asistimos a un renovado interés por la hipnosis y sus posibles aplicaciones.

Desde un punto de vista operativo, la hipnosis supone una situación donde a través de una serie de procedimientos (sugestivos) el terapeuta sugiere al paciente que experimente diversos cambios a nivel sensorial, perceptual, cognitiva y de control sobre la conducta motora. El llamado proceso hipnótico tiene por objeto que estos cambios sugeridos por el terapeuta puedan producirse rápida y efectivamente. Dentro de éste, las técnicas de inducción hipnótica juegan un papel importante, modificando ciertas variables del sujeto, con objeto de facilitar estos cambios.

El proceso hipnótico constaría de las siguientes fases:

Preinductiva: En esta fase prepararíamos el contexto, para ello plantearíamos el proceso a seguir y las metas a alcanzar. Aclararíamos miedos y concepciones erróneas. Aseguraríamos la cooperación del paciente y evaluaríamos la sugestionabilidad del sujeto. a mayor nivel de sugestionabilidad mejor funcionamiento hipnótico.

Aplicación de técnicas de inducción hipnótica: Modificaríamos ciertas variables del sujeto con el fin de aumentar la receptividad a las sugestiones específicas.

Administración de sugestiones específicas: Modificamos las respuestas cognitivo-subjetivas, psicofisiológicas o motoras pertinentes a los objetivos clínicos planteados

Posthipnótica: Consiste en el aprendizaje, mantenimiento y generalización de las respuestas provocadas por sugestión en consulta, generalmente a través de sugestiones posthipnóticas y/o autohipnosis.

Algo importante antes de empezar un entrenamiento en hipnosis es desmitificar el proceso y entender realmente que es y que no es la hipnosis. (Capafons, 1998).

Mito 1: La hipnosis no pertenece al campo de la psicología científica. Quienes la practican suelen ser charlatanes, curanderos u hombres del espectáculo. Las personas que mejoran con ella, son crédulos, ignorantes y “dependientes”. Esto es falso porque múltiples personalidades de la psicología la han utilizado y estudiado, valga como ejemplo Wundt, James, Paulov o Eysenck, así como está avalada por diferentes sociedades científicas y se enseña en distintas universidades de EE.UU, Canadá, Australia, Alemania, Gran Bretaña, España…

•Mito 2: La hipnosis puede dejar a la persona “enganchada” en un trance, de forma que, al no poder “salir del estado hipnótico”, quedaría mermada en su volición o devendría en un demente. La evidencia empírica ha demostrado que esta creencia no es cierta (Hilgard, 1991; Kirsch, 1993; Sarbin & Coe, 1972; Spanos & Barber, 1976), aunque es cierto que algunas personas pueden tener más dificultad que otras para salir del estado de hipnosis, lo que es similar a lo que se encuentra en relación con otras técnicas como la relajación (Lynn, Martin & Frauman, 1996).

•Mito 3: La hipnosis puede explicitar o agravar psicopatologías “latentes” de la persona. Incluso puede desarrollar alteraciones psíquicas en los individuos sanos. Los individuos con problemas psicopatológicos, puede empeorar con la hipnosis. No existe evidencia empírica que demuestre que la hipnosis provoque efectos colaterales negativos.

•Mito 4: La hipnosis provoca un “estado” similar al del sueño, en el que la persona muestra unas características especiales. Si no se alcanzan tales características, la persona no está hipnotizada. Sólo se puede estar en esa situación especial, si se ha recibido un método de inducción hipnótica. En realidad, no tiene porqué ocurrir nada “especial” o “espectacular” en la reacción de una persona hipnotizada. En todo caso, todo esto depende de la propia persona, de sus expectativas y creencias en relación con la hipnosis.

•Mito 5: La hipnosis elimina y anula el control voluntario de la persona. Ésta deviene en un autómata en manos del hipnotizador, por lo que puede cometer actos delictivos, antisociales, inmorales o que le llevan al ridículo social. Si bien es cierto que bajo hipnosis se actúa de forma automática, esto no quiere decir que se actúe de manera “descontrolada” o involuntaria. En realidad, la persona no pierde nunca su capacidad de decisión o volitiva.

•Mito 6: La hipnosis provoca reacciones inusuales, excepcionales y cuasi mágicas en las personas. Esto es falso. Lo que en realidad ocurre es que las personas pueden experimentar diferentes tipos de reacciones “hipnóticas” –motoras, sensorio-fisiológicas y cognitivo-perceptivas-, aunque de nuevo, si bien estas respuestas se relacionan con el automatismo (involuntariedad percibida), también es cierto que su activación y finalización corresponde a la voluntad de la persona.

•Mito 7: La hipnosis es una terapia (hipnoterapia), sumamente útil, rápida y eficaz, que no exige ningún esfuerzo por parte del cliente para cambiar de comportamiento. Sólo las personas muy susceptibles, sin embargo, pueden beneficiarse de ella. En primer lugar, la hipnosis no es una terapia psicológica, sino una técnica coadyuvante a otras intervenciones potenciando su eficacia, pero esto no quiere decir que la persona no tenga que esforzarse para cambiar.

Para más información,

Contacta con nosotros:

Clínica Guillén: Psicología y Psiquiatría

Psicología: 626117356      victoria@psicologia-psiquiatria.com

Psiquiatría: 675145329    mariano@psicologia-psiquiatria.com

hipnosis

Tratando la bulimia nerviosa

By | Adultos | No Comments

Tratando la bulimia nerviosa

Una vez finalizada la evaluación de uno de nuestros pacientes con bulimia nerviosa debemos empezar con el tratamiento lo antes posible.

Podemos establecer las sesiones teniendo en cuenta el siguiente orden:

Sesiones de la 1 a la 6: Modificación de hábitos de alimentación eliminando la dieta restrictiva y el patrón de atracones y conductas compensatorias:

La modificación del estilo alimentario, en concreto, la eliminación de la dieta restrictiva y el dañino patrón atracón-compensación, es el núcleo terapéutico conductual clave en el tratamiento.

Objetivos de las sesiones:

  • Analizar los hábitos de alimentación y actividad física a partir de los autorregistros
  • Proporcionar información nutricional elemental y fomentar una actitud positiva hacia la adquisición de hábitos saludables respecto a la comida
  • Eliminar la dieta restrictiva, atracones, purgas, etc
  • Conseguir que la paciente realice un ajuste en su alimentación y mejore la cantidad y calidad de los alimentos que ingiere, con ayuda de especialistas en nutrición.
  • Enseñar técnicas de modificación de conducta para promover el cambio de hábitos de alimentación.

Sesiones 7 y 8: Psicoeducación, promoción de la actividad física e inicio de la evaluación de aspectos cognitivos:

Estas dos sesiones se dedican fundamentalmente a la psicoeducación sobre la nutrición y el comportamiento alimentario, así como a la promoción de una actividad física moderada y saludable, ya que estos dos objetivos son considerados imprescindibles en el tratamiento de la bulimia nerviosa.

Objetivos de las sesiones:

  • Analizar los hábitos de alimentación y actividad física a partir del autorregistro realizado en el periodo intersesiones.
  • Proporcionar información sobre el comportamiento alimentario, eliminando clásicos y mitos o ideas erróneas al respecto.
  • Promover la realización de actividad física moderada y saludable.
  • Explorar los aspectos emocionales y cognitivos.

Sesiones de la 9 a la 14: Intervención en aspectos cognitivos, emocionales e imagen corporal

Gracias al esfuerzo de muchos investigadores sabemos a día de hoy que la bulimia tiene un trasfondo cognitivo importante: la sobrevaloración del peso, la figura corporal y el control del peso. Ésta es la piedra angular sobre la que descansa todo un entramado cognitivo y emocional que impulsa y mantiene los comportamientos bulímicos.

Objetivos de las sesiones:

  • Analizar los hábitos de alimentación y los patrones de atracones y conductas compensatorias a partir de los autorregistros, centrando la atención en la información emotivo-cognitiva.
  • Explicar el enfoque cognitivo y su papel en el comportamiento.
  • Utilizar diversas técnicas cognitivas
  • Proponer la realización de tareas cognitivas intersesiones.

Sesión 15: Educación en prevención de recaídas

Se pretende que sea el propio paciente el que realice las acciones de mejora utilizando las técnicas aprendidas durante el tratamiento.

Objetivos de la sesión:

  • Mantener las estrategias de evaluación de hábitos alimentarios, patrones de atracones, conductas compensatorias y actividad física durante las sesiones finales.
  • Valorar si hemos llegado donde queríamos.
  • Avisar a la paciente del posible riesgo de recaídas y lo que ello significa.
  • Enseñar diversas estrategias para prevenir recaídas.

Finalmente, debemos tener en cuenta que el trabajo con una persona con estas características es difícil y requiere mucho más que lo expuesto en estas líneas, son terapias que en la mayoría de ocasiones requieren años de tratamiento siendo el seguimiento una vez dada el alta algo fundamental.

Para más información,

Contacta con nosotros:

Clínica Guillén: Psicología y Psiquiatría

Psicología: 626117356      victoria@psicologia-psiquiatria.com

Psiquiatría: 675145329    mariano@psicologia-psiquiatria.com

 

bulimia

 

 

 

 

 

 

El ABC de las Relaciones de pareja

By | Adultos | One Comment

El ABC de las Relaciones de pareja

Ahora que se acerca San Valentín parece un buen momento para hablar de las relaciones de pareja y no porque este día sea especial, sinceramente yo soy de las que piensa que San Valentín debería ser todos los días, es decir, un día para acordarte de la persona que quieres, tener un detalle con él/ella, programar algo juntos, eso debería ser algo que hiciésemos frecuentemente y no sólo ese día porque alguien externo a la pareja lo haya decidido.

Durante los últimos años se ha estudiado mucho acerca de que pautas debemos seguir para que el amor perdure, para que la relación persista, estudiando aquellas parejas de larga duración y los ingredientes que las han mantenido unidas.

Pues bien, aquí lo hemos llamado el ABC de las relaciones de pareja y parece claro que estos 3 puntos son claves para que la pareja sea feliz y por tanto perdure en el tiempo.

A. Aumentar los mensajes positivos en la relación: Esto consiste en ser cariñosos y expresarle a nuestra pareja aquellas cosas que nos gustan de él/ella y hacerlo frecuentemente.

B. Disminuir los estados negativos: Hablando siempre las cosas, nunca acumulando, recordar siempre que no somos adivinos, somos humanos y por tanto no siempre sabemos que quiere el otro. Por otro lado, hay que tener claro que una vez que perdemos el respeto por nuestra pareja es muy difícil recuperarlo, en consecuencia debemos hablar siempre que algo nos moleste, siendo asertivos sin juzgar ni culpabilizar al otro.

C. Aumentar el afecto positivo durante el conflicto: Hay muchas formas de discutir y no necesariamente el estar en desacuerdo con nuestra pareja tiene que llevarnos a los gritos, los insultos y los malentendidos, incluso en estos momentos podemos fomentar el cariño y el respeto.

Os dejamos una infografía con más información acerca de cómo mejorar la comunicación sexual y algunas pautas para darnos cuenta de que quizá nuestra pareja no funciona como debería.

Para más información,

Contacta con nosotros:

Clínica Guillén: Psicología y Psiquiatría

Psicología: 626117356      victoria@psicologia-psiquiatria.com

Psiquiatría: 675145329    mariano@psicologia-psiquiatria.com

pareja

Pensamientos

By | Niños | No Comments

La importancia de nuestros pensamientos

La terapia cognitivo-conductal considera que la psicopatología es el resultado de anormalidades en el procesamiento cognitivo, es decir, en la forma de pensar.

Existe cada vez más evidencia de la aparición temprana en niños de distorsiones o errores cognitivos apareciendo esta tendencia de pensamiento en problemáticas como la ansiedad, la depresión, la baja autoestima etc.

Las intervenciones terapéuticas dirigidas al tratamiento de las distorsiones cognitivas, es decir de los errores de nuestros pensamientos, tienen como objetivo aumentar la conciencia del niño respecto de sus pensamientos, creencias y formas erróneas y desadaptativas de pensar, ayudándoles a comprender el efecto que esa forma de pensar tiene sobre sus emociones y su conducta.

En consecuencia, con estas intervenciones, se enseña a los niños a pensar de otra manera y a desarrollar una serie de habilidades cognitivas y conductuales mediante por ejemplo el entrenamiento en solución de problemas, el entrenamiento en autoinstrucciones, el autorrefuerzo,  entre otras técnicas.

Modelo cognitivo

Para más información,

Contacta con nosotros:

Clínica Guillén: Psicología y Psiquiatría

Psicología: 626117356      victoria@psicologia-psiquiatria.com

Psiquiatría: 675145329    mariano@psicologia-psiquiatria.com

 

 

pensamientos

 

Trastorno de la conducta

By | Niños | No Comments

Trastorno de la conducta

El trastorno de la conducta es a día de hoy un problema que afecta a muchos niños en todo el mundo.

En la nueva versión del Manual Diagnóstico de Trastornos Mentales DSM-5 el trastorno de la conducta se encuentra incluido en Trastornos destructivos, del control de los impulsos y de la conducta, de la siguiente manera:

Trastornos destructivos, del control de los impulsos y de la conducta

  • Trastorno negativista desafiante
  • Trastorno explosivo intermitente
  • Trastorno de la conducta
  • Trastorno de personalidad antisocial
  • Piromanía
  • Cleptomanía
  • Otro trastorno destructivo, del control de los impulsos y de la conducta especificado
  • Trastorno destructivo, del control de los impulsos y de la conducta no especificado.

Por otro lado, es necesario saber que en el tratamiento de esta problemática es necesaria la colaboración de los padres en el proceso de terapia siendo imprescindibles en la mejora y/o avance del proceso.

En Clínica Guillén ayudamos a familias a superar este difícil momento, utilizando técnicas cognitivo-conductuales para atenuar los síntomas de esta problemática.

A continuación les presentamos una infografía donde pueden conocer un poco más sobre en qué consiste este trastorno.

Para más información,

Contacta con nosotros:

Clínica Guillén: Psicología y Psiquiatría

Psicología: 626117356      victoria@psicologia-psiquiatria.com

Psiquiatría: 675145329    mariano@psicologia-psiquiatria.com

trastorno conducta

 

 

 

Tratando el TDAH

By | Niños | No Comments

Tratando el TDAH 

 

El TDAH, puro o asociado a otros trastornos de conducta, emocionales, etc, es, en la actualidad la problemática más frecuente en la psicopatología infantil. La atención y la memoria de trabajo son los dos pilares del llamado sistema ejecutivo; éste se encarga de planificar la acción, controlar la impulsividad y adaptarse flexiblemente a los cambios. Por eso, el déficit primario de atención tiene consecuencias cognitivas y comportamentales relevantes, y se acompaña en gran parte de los casos de una hiperactividad estéril.

El diagnóstico adecuado siempre se realiza conjugando la información del niño, los padres y los profesores , así como con los resultados de diferentes pruebas que ayudan a poner de manifiesto los problemas en distintas capacidades.

En cuanto al enfoque terapéutico en la siguiente infografía presentamos algunas de las partes más importantes del tratamiento en estos pacientes, teniendo en cuenta que en la actualidad, los tratamientos cognitivos-conductuales, designan un amplio número de paquetes de estrategias encaminadas a disminuir y mejorar los déficits cognitivos relacionados con la toma de decisiones entre alternativas, toma de perspectiva social, amplitud de estrategias de solución de problemas, percepción y regulación de emociones, y los déficits conductuales como tiempo fuera de tarea, ira contenida, desobediencia, comportamientos sociales negativos.

En Clínica Guillén, ayudamos a niños y familias a superar esta problemática, contando con profesionales especializados en el área de estudio, investigación y tratamiento del TDAH.

Para más información,

Contacta con nosotros:

Clínica Guillén: Psicología y Psiquiatría

Psicología: 626117356      victoria@psicologia-psiquiatria.com

Psiquiatría: 675145329    mariano@psicologia-psiquiatria.com

 

HIPERACTIVIDAD

La memoria

By | Niños | No Comments

Hace dos semanas, un señor de 93 años me preguntó:

– Hija mía, ¿y tú a qué te dedicas en la universidad?

Tras soltar una carcajada, le contesté:

– Abuelo, yo estudio la memoria.

– Ah, bueno. Yo tengo la memoria regular. ¿Cómo es posible que me acuerde de cosas que me pasaron en el ejército (hace ya más de 60 años de aquello) y no recuerde qué comí ayer?

Esa reflexión fue el estímulo que me llevó a escribir este post. Haciendo uso de las analogías, la memoria es una gran caja de almacén compartimentada en pequeñas partes especializadas. En ellas, vamos depositando notas, eventos, recordatorios, fechas, nombres, números, en definitiva, archivos de contenido, de forma consciente o inconsciente. Sin embargo, la accesibilidad a la información almacenada no siempre es posible siendo un factor determinante: el tiempo; los años que hace desde el momento en el que se almacenó el evento y los años que tengamos nosotros mismos.

Con el paso del tiempo, nuestro cerebro alberga más información pero también más residuos cerebrales que se traducen en placas y ovillos neurofibrilares. Al mismo tiempo, la cantidad de sustancia blanca cerebral va disminuyendo así como el número de neuronas e interacciones sinápticas. Estos hechos dan lugar a lo que se denomina “deterioro asociado al envejecimiento normal” (el envejecimiento patológico implicaría hablar de enfermedades típicas de la edad avanzada y no es el tema de este post). Este deterioro cerebral se refleja en déficits de muchos de los procesos cognitivos provistos en el ser humano. En concreto, se han observado problemas visuales, auditivos, atencionales, perceptivos y de memoria (que serán los protagonistas de esta entrada).

Como sabemos, la memoria no es un proceso único indivisible sino que se trata de un conjunto de sistemas (denominados sistemas de memoria) que se encuentran especializados. Cuando recibimos información (adquisición), esta pasa por subprocesos de codificación y consolidación que posibilitan el almacén de la misma en un gran archivo de memoria hasta que se recupera y/o reconoce cuando se necesita. Dependiendo del tipo de información, del nivel de conciencia en el procesamiento, de las estructuras anatómicas que sustentan el proceso, entre otros factores, hablaremos de un sistema de memoria o de otro. Siguiendo la clasificación clásica, la memoria se puede dividir en memoria a corto plazo (también conocida como memoria de trabajo) y memoria a largo plazo que, a su vez, se divide en explícita e implícita atendiendo a si la recuperación se hace de forma intencionada y consciente (memoria explícita) o se trata de una recuperación automática e inconsciente (memoria implícita). Y ya como última clasificación, mencionaremos que la memoria explícita engloba una memoria de reconocimiento que se encuentra formada por dos procesos: recolección y familiaridad. Mientras que la recolección refiere al hecho de reconocer datos almacenados a través de claves o ayudas contextuales, la familiaridad implica reconocer eventos ya almacenados sin el uso de dichas claves asemejándose más a procesos de “insight”. Entendido todo esto, aquí hablaremos de la relación entre el envejecimiento normal y la memoria de reconocimiento, en su  proceso de recolección. Mientras que la recolección es de las capacidades más afectadas por el envejecimiento normal, otras cualidades como la memoria implícita o la memoria a corto plazo se mantienen casi intactas hasta el final de la vida.

Si nos trasladamos a la vida cotidiana de las personas mayores que nos rodean, las quejas de memoria más comunes son: ¿Por qué soy capaz de recordar cuando me casé hace ya 50 años y no consigo recordar quien vino a visitarme ayer? Los psicólogos dedicados a este tema se preguntaron y aún seguimos preguntándonos, ¿por qué ocurre esto? Principalmente por la concurrencia de dos factores, los cuales se mencionan a continuación:

1. Las personas mayores tienen un sistema de codificación de la información más pobre que cuando eran jóvenes, por tanto, la codificación de nueva información como la persona que les visitó (siguiendo la pregunta del ejemplo) es menos eficaz que la codificación que tuvo lugar cuando se casó hace ya 50 años.

2. El fenómeno de “Reconsolidación”. Hace unos años, se descubrió que existe otro subproceso de memoria intermedio, entre la  consolidación y la recuperación que es la reconsolidación. Cuando recuperamos un evento creamos una nueva huella de memoria del mismo “reforzando” así su consolidación en nuestro sistema de memoria. Siguiendo con el ejemplo que nos ocupa, la cantidad de veces en que una persona mayor ha recordado el día de su boda para contárselo a hijos, amigos, nietos supera la cantidad de veces en que esa persona ha recordado quién la visitó el día anterior (probablemente nunca llegó a verbalizar dicho evento ni a pensar en ello hasta que le preguntaron). Según el fenómeno de reconsolidación, la boda tendrá una huella de memoria más fuerte que el evento de la visita estando, por tanto, más accesible.

Desde nuestra profesión y focalizándonos en el tema del post, nos inquieta el deterioro de la memoria asociado al envejecimiento normal preguntándonos: ¿Qué podemos hacer  para ralentizar el deterioro de la memoria de reconocimiento en una persona de edad avanzada? ¿Cómo podemos ayudarles a amortiguar el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento? La respuesta desde los profesionales es unánime: Entrenar su memoria.

La memoria es una capacidad flexible, de fondo, que permite la mejora con un buen entrenamiento. Es probable que no podamos devolver al anciano su nivel original de memoria pero sí que podemos mermar su deterioro o, al menos, flexibilizar sus esquemas y calmar su preocupación por la pérdida de memoria. Actualmente, existen talleres de estimulación para personas mayores, ejercicios de entrenamiento de la memoria que se pueden hacer desde casa (apoyados por un familiar, por supuesto), servicios psicológicos a domicilio que tienen como fin enseñar a las personas mayores cómo se debe almacenar la información para que la recuperación sea posible, otorgándoles claves y herramientas que faciliten ambos procesos.

Para finalizar, quisiera dejar una tarea de conciencia introspectiva para cada uno de los lectores de este post:

¿Dedicas tiempo a las personas de tu círculo vital que están envejeciendo? ¿Te has fijado en cómo sus procesos cognitivos ya no son los que eran?

No debemos olvidar que el envejecimiento es el proceso inverso al crecimiento, que igual que aportamos las mejores condiciones y cuidados a un bebé para que se desarrolle y crezca, debemos ofrecer el mejor ambiente a un anciano para amortiguar el deterioro asociado a la edad a través de la estimulación y el apoyo.

Mª José García-Rubio

Doctoranda 

Universidad Autónoma de Madrid

Fuentes:

Pérez, Carmen Sandi, César Venero, and María Isabel Cordero. Estrés, memoria y trastornos asociados: implicaciones en el daño cerebral y el envejecimiento. Ariel, 2001.

Arangüena, Luis Carretié. Anatomía de la mente: emoción, cognición y cerebro. 2011.

Brickman, Adam M., et al. “Regional white matter and neuropsychological functioning across the adult lifespan.” Biological psychiatry 60.5 (2006): 444-453.

La ciencia de la felicidad

By | Adultos | No Comments

La ciencia de la felicidad

El viaje

Un día por fin supiste

lo que tenías que hacer, y lo empezaste,

aunque a tu alrededor alguna voces

insistían en gritar

malos consejos…

aunque toda la casa

se puso a temblar

y sentiste el viejo tirón en los tobillos.

<<¡Arréglame la vida!>>

gritaba cada una de las voces.

Pero no te detuviste.

Sabías lo que tenías que hacer,

aunque el viento husmeara

con sus dedos rígidos

hasta en los cimientos,

aunque su melancolía

fuese tremenda.

Ya era bastante tarde

y era una noche espantosa

y la carretera estaba llena

de ramas y piedras caídas.

Pero poco a poco,

a medida que dejabas atrás

sus voces,

las estrellas comenzaron a arder

a través de las láminas de nubes,

y se oyó una voz nueva

que lentamente

reconociste como tuya,

que te hacía compañia

mientras a zancadas

penetrabas cada vez más en el mundo,

con la decisión de hacer…

la decisión de salvar

la única vida que podrías salvar.

MARY OLIVER

Es cierto que es relativamente sencillo sentirnos alegres y satisfechos durante un día, un momento concreto, al igual que es “fácil” mantener la casa ordenada, sin embargo, parece ser que el mantenimiento duradero y estable de la felicidad, de la satisfacción con uno mismo no es tarea fácil de mantener.

Hoy, os vamos a dar algunas claves basadas en literatura científica para lograr incrementos a largo plazo en nuestro nivel de felicidad.

Primera clave: La emoción positiva

Las emociones positivas provocan espirales ascendentes, y después de una emoción positiva, ésta provoca otra y así sucesivamente. “Por ejemplo, después de hacer ejercicio aeróbico, sientes más energía, esto incrementa tu creatividad, de donde surge una nueva idea sobre cómo cautivar a tu pareja, y eso fortalece tu matrimonio, aumentando tu satisfacción y compromiso, y esto te vuelve más agradecido, lo cual alimenta el optimismo, creando una profecía que acarrea su propio cumplimiento, que amortigua el malestar que te produce un inconveniente el el trabajo, y así, sucesivamente.”

Segunda clave: El momento más oportuno y la variedad

Estudios dicen que es mejor y tiene más efecto elegir el momento más adecuado para cada persona para experimentar gratitud, o realizar cualquier acción que te haga sentir bien que repetirlo y hacerlo diariamente. Otro aspecto que también hay que tener en cuenta es la variedad, cualquier expresión emocional que elijas puedes decidir expresarla de forma distinta cada día. Por ejemplo, si eliges la generosidad el lunes puedes dejar una propina a un camarero, otro día puedes ir a ver a un amigo, la próxima semana lavar los platos aunque no te toque, etc.

Tercera clave: El apoyo social

El apoyo social es inestimable para ayudarnos a afrontar las dificultades y las desgracias de la vida. Estudios dicen que las mujeres que tienen por lo menos una amiga son más capaces de hacer frente a los problemas que las que no tienen ninguna.

Cuarta clave: Motivación, esfuerzo y compromiso.

La motivación, el esfuerzo y el compromiso son factores claves para que la felicidad perdure. Debes tomar la decisión, debes aprender lo que tienes que hacer, debes hacer un esfuerzo semanal, incluso diario para conseguirlo, debes comprometerte con el objetivo durante un periodo largo, tal vez incluso por el resto de tu vida.

Quinta clave: El hábito

Al principio debemos hacer un gran esfuerzo, pero poco a poco este esfuerzo va disminuyendo, a medida que tus nuevas conductas y prácticas se vuelven habituales a fuerza de repetirlas.

“Nunca es demasiado tarde para ser lo que podrías haber sido”

GEORGE ELIOT

Para más información,

Contacta con nosotros:

Clínica Guillén: Psicología y Psiquiatría

Psicología: 626117356      victoria@psicologia-psiquiatria.com

Psiquiatría: 675145329    mariano@psicologia-psiquiatria.com

cienciafelicidad.001

 

Síguenos en

   

  Victoria Guillén Paredes en Doctoralia

Clínica Guillén - Psicología y Psiquiatría


Clínica Guillén:Psicología y Psiquiatría

visitar web