Depresión infantil:

depresión infantil

Es importante distinguir la depresión infantil de un sentimiento normal de tristeza que todos los niños pueden experimentar en un momento dado.

La depresión en los niños se caracteriza principalmente por un sentimiento de tristeza y pérdida de interés en actividades que anteriormente resultaban atractivas.

Es importante tener en cuenta que la depresión a veces no se manifiesta con tristeza apareciendo otros síntomas como irritabilidad o enfado en forma de explosiones de ira. Además, es cierto que los síntomas y expresiones varían con la edad. Así, por ejemplo en los niños más pequeños son más frecuentes los síntomas fisiológicos y motores y en los niños más mayores predominan los síntomas cognitivos.

Nuestra terapia cognitivo-conductual se centra en que los niños adquieran un conjunto de habilidades de afrontamiento para modificar los síntomas depresivos, adquirir habilidades de solución de problemas para resolver problemas cotidianos y conseguir una forma más adaptativa de procesar la información.

No obstante, en este tipo de casos suele ser necesario además trabajar con los padres y en ocasiones con hermanos para facilitar y acelerar el proceso de mejoría del menor.