Solución de problemas

By 1 Diciembre, 2015Adultos, Niños

¿Qué podemos hacer cuando tenemos uno o varios problemas?

La solución de problemas es una técnica dirigida a entrenar a las personas en la resolución de problemas para mejorar su competencia social. Es importante que cada problema se resuelva por separado, de esta manera, nos cercioramos que vamos a llegar a la mejor solución sin implicar en el mismo otros problemas.

Dentro de las técnicas de solución de problemas, la que más aceptación tiene es la de D”Zurilla. Para él, los cuatro hechos que considera que han tenido influencia para el surgimiento de esta técnica han sido el interés por la creatividad, el rechazo del modelo médico frente al modelo de competencia social, el desarrollo de la aproximación cognitiva-conductual y el modelo transacciones del estrés de Lazarus y Folkman.

Este proceso de entrenamiento consta de 5 etapas:

  1. Orientación general hacia el problema: En esta etapa se pretende que la persona acepte el hecho de que las situaciones problemáticas forman parte de la vida diaria y de que es posible hacerles frente de modo eficaz, reconociendo las situaciones problemáticas cuando ocurren e inhibiendo la tendencia a responder de forma impulsiva o a no responder. Las características más importantes son:
    1. La percepción del problema (el reconocimiento y la etiquetación del mismo)
    2. La atribución del problema
    3. La valoración del problema (el significado para el bienestar social y personal)
    4. El control personal
    5. El compromiso tiempo/esfuerzo.
  2. Definición y formulación: Esta fase es realmente importante ya que una buena definición del problema va a facilitar la proposición de soluciones eficaces. Se trata de buscar toda la información relacionada con el problema, especificando e identificando las variables que son relevantes para este, tras lo cual nos planteamos metas concretas y realistas. Debemos ser capaces de responder a las preguntas, ¿Quién está implicado? ¿Qué sucede? ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Cómo? y ¿Qué quiero lograr?
  3. Generación de alternativas: El objetivo de esta fase es generar tantas soluciones alternativas como sea posible. Para ello se utilizan tres principios, derivado del método de la tormenta de ideas:
    1. Principio de cantidad: cuantas más soluciones alternativas se produzcan, más calidad de ideas estarán disponibles, y con más probabilidad se encontrará la mejor solución.
    2. Principio de aplazamiento de juicio: una persona generará mejores soluciones si no tiene que evaluarlas en ese mismo momento.
    3. Principio de variedad: Cuanto más variadas sean las ideas, más probabilidad de ideas de  mejor calidad.
  4. Toma de decisiones: En esta fase debemos anticipar las consecuencias de las distintas alternativas de solución, evaluando los resultados y preparando un plan de acción para la solución.
  5. Verificación: En esta fase ya ha llegado la hora de actuar, poniendo en práctica las alternativas que hemos elegido y valorando en qué grado resuelven el problema. Este paso incluye cuatro componentes fundamentales:
    • Ejecución: Puesta en práctica de la alternativa.
    • Autoobservación: Debemos observar nuestra conducta y los resultados obtenidos.
    • Autoevaluación: Debemos comparar los resultados observados con los esperados.
    • Autorrefuerzo: Cuando hayamos solucionado el problema debemos premiarnos por ello.

Este proceso de solución de problemas, es un proceso cognitivo-afectivo-conductual, a través del cual, una persona descubre los medios efectivos para enfrentarse a los problemas de su día a día. Es un proceso de aprendizaje social, una técnica de automanejo y una estrategia general de afrontamiento. Por ello es útil para cualquier persona pudiendo usarlo en cualquier problema que lo surja a lo largo de la vida.

Además de ser capaces de llegar a las soluciones alternativas es necesario que la persona sea capaz de poner en práctica la mejor solución encontrada así como sea competente socialmente.

Por otro lado, dentro de los niveles de ejecución podemos distinguir:

  • Cogniciones de orientación al problema: siendo el nivel más general, son variables metacognitivas de orden superior, que definen una orientación general del individuo hacia los problemas de la vida. Dentro de ellas, podemos encontrar: la percepción del problema, las atribuciones causales, la valoración del problema, creencias sobre el control personal y valores respecto al compromiso del tiempo y esfuerzo para solucionar el problema.
  • Habilidades de solución de problemas específicas: Esto hace referencia a una secuencia de tareas específicas necesarias para resolver un problema en particular. Comprendería tareas como definir el problema, generar una lista de soluciones alternativas, tomar una decisión, llevar a cabo la solución, y evaluar el resultado.
  • Habilidades de solución de problemas básicas: Aquí se incluirían las habilidades cognitiva como la sensibilidad hacia los problemas, para reconocer los problemas, el pensamiento alternativo, el pensamiento medios-fines, anticipar consecuencias, y la toma de perspectiva.

Hay que tener en cuenta que las respuestas emocionales pueden facilitar o dificultar la solución de problemas.

Esta técnica que acabamos de ver está dirigida a adultos, no obstante Spivack y Shure desarrollan un programa de entrenamiento en la escuela a través de juegos y diálogos para ayudar a niños a desarrollar y entrenar esta habilidad resolutiva desde pequeños.

Para terminar, es importante tener en cuenta que si en algún momento te has planteado poner en marcha este proceso y no has conseguido lo que pretendías puede ser por varias razones, es cierto que en muchas ocasiones la persona puede no ser capaz de encontrar soluciones ya que se encuentra bloqueado emocionalmente, puede ser capaz de encontrar soluciones pero posteriormente se bloquea a la hora de ponerlas en práctica ya que no cuenta con las habilidades, o puede que ponga en marcha las soluciones pero que no la mantenga adecuadamente en el tiempo siendo por tanto un problema de constancia.

Como hemos comentado anteriormente esta técnica se aprende a base de entrenamiento, en consecuencia, Clínica Guillén: Psicología y Psiquiatría está a su disposición y de esta manera, entrenaremos juntos para conseguir sus metas y alcanzar sus objetivos cueste lo que cueste.

Para más información,

Contacta con nosotros:

Clínica Guillén: Psicología y Psiquiatría

Psicología: 626117356      victoria@psicologia-psiquiatria.com

Psiquiatría: 675145329    mariano@psicologia-psiquiatria.com

Solución de problemas

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

 

Síguenos en

   

  Victoria Guillén Paredes en Doctoralia

Clínica Guillén - Psicología y Psiquiatría


Clínica Guillén:Psicología y Psiquiatría

visitar web