La ciencia de la felicidad

By 7 Diciembre, 2015Adultos

La ciencia de la felicidad

El viaje

Un día por fin supiste

lo que tenías que hacer, y lo empezaste,

aunque a tu alrededor alguna voces

insistían en gritar

malos consejos…

aunque toda la casa

se puso a temblar

y sentiste el viejo tirón en los tobillos.

<<¡Arréglame la vida!>>

gritaba cada una de las voces.

Pero no te detuviste.

Sabías lo que tenías que hacer,

aunque el viento husmeara

con sus dedos rígidos

hasta en los cimientos,

aunque su melancolía

fuese tremenda.

Ya era bastante tarde

y era una noche espantosa

y la carretera estaba llena

de ramas y piedras caídas.

Pero poco a poco,

a medida que dejabas atrás

sus voces,

las estrellas comenzaron a arder

a través de las láminas de nubes,

y se oyó una voz nueva

que lentamente

reconociste como tuya,

que te hacía compañia

mientras a zancadas

penetrabas cada vez más en el mundo,

con la decisión de hacer…

la decisión de salvar

la única vida que podrías salvar.

MARY OLIVER

Es cierto que es relativamente sencillo sentirnos alegres y satisfechos durante un día, un momento concreto, al igual que es “fácil” mantener la casa ordenada, sin embargo, parece ser que el mantenimiento duradero y estable de la felicidad, de la satisfacción con uno mismo no es tarea fácil de mantener.

Hoy, os vamos a dar algunas claves basadas en literatura científica para lograr incrementos a largo plazo en nuestro nivel de felicidad.

Primera clave: La emoción positiva

Las emociones positivas provocan espirales ascendentes, y después de una emoción positiva, ésta provoca otra y así sucesivamente. “Por ejemplo, después de hacer ejercicio aeróbico, sientes más energía, esto incrementa tu creatividad, de donde surge una nueva idea sobre cómo cautivar a tu pareja, y eso fortalece tu matrimonio, aumentando tu satisfacción y compromiso, y esto te vuelve más agradecido, lo cual alimenta el optimismo, creando una profecía que acarrea su propio cumplimiento, que amortigua el malestar que te produce un inconveniente el el trabajo, y así, sucesivamente.”

Segunda clave: El momento más oportuno y la variedad

Estudios dicen que es mejor y tiene más efecto elegir el momento más adecuado para cada persona para experimentar gratitud, o realizar cualquier acción que te haga sentir bien que repetirlo y hacerlo diariamente. Otro aspecto que también hay que tener en cuenta es la variedad, cualquier expresión emocional que elijas puedes decidir expresarla de forma distinta cada día. Por ejemplo, si eliges la generosidad el lunes puedes dejar una propina a un camarero, otro día puedes ir a ver a un amigo, la próxima semana lavar los platos aunque no te toque, etc.

Tercera clave: El apoyo social

El apoyo social es inestimable para ayudarnos a afrontar las dificultades y las desgracias de la vida. Estudios dicen que las mujeres que tienen por lo menos una amiga son más capaces de hacer frente a los problemas que las que no tienen ninguna.

Cuarta clave: Motivación, esfuerzo y compromiso.

La motivación, el esfuerzo y el compromiso son factores claves para que la felicidad perdure. Debes tomar la decisión, debes aprender lo que tienes que hacer, debes hacer un esfuerzo semanal, incluso diario para conseguirlo, debes comprometerte con el objetivo durante un periodo largo, tal vez incluso por el resto de tu vida.

Quinta clave: El hábito

Al principio debemos hacer un gran esfuerzo, pero poco a poco este esfuerzo va disminuyendo, a medida que tus nuevas conductas y prácticas se vuelven habituales a fuerza de repetirlas.

“Nunca es demasiado tarde para ser lo que podrías haber sido”

GEORGE ELIOT

Para más información,

Contacta con nosotros:

Clínica Guillén: Psicología y Psiquiatría

Psicología: 626117356      victoria@psicologia-psiquiatria.com

Psiquiatría: 675145329    mariano@psicologia-psiquiatria.com

cienciafelicidad.001

Leave a Reply

 

Síguenos en

   

  Victoria Guillén Paredes en Doctoralia

Clínica Guillén - Psicología y Psiquiatría


Clínica Guillén:Psicología y Psiquiatría

visitar web