was successfully added to your cart.

No envidies al campeón, sé el campeón

By 26 octubre, 2015Adultos

El artículo de hoy queríamos dedicarlo a hablar sobre psicología deportiva, cómo hay que pensar y cómo tenemos que actuar para llegar a donde queremos llegar, para conseguir la condición física que queremos o para ganar determinado partido. No obstante son estrategias útiles para cualquiera y en cualquier tipo de situación de la vida diaria. Además daremos algunos consejos para conseguir nuestros objetivos y sentirnos realizados.  Serás tu propio campeón.

Let the games begin!

¿Qué creéis que separa estar en lo alto de quedarse en la media?, ¿Alcanzar todos tus objetivos de cumplir solo algunos?

¡Mentalidad!. La importancia de  la parte mental en los atletas y deportistas ha sido brillantemente resumida por Kareem Abdul-Jabbar una leyenda del baloncesto que decía: ” Tu mente es lo que hace que todo lo demás funcione”.

Teniendo esto en cuenta nuestro juego mental es lo que más importa. La habilidad física sola raramente nos lleva a nuestras máximas posibilidades, incluso aunque un deportista tenga las perfectas cualidades físicas para llegar a ser el mejor jugador, nunca lo conseguirá si no entrena lo más importante, su mente.

Para ser el mejor, tu mejor yo se convierte en lo que quieres ser, piensas en ello, te visualizas cumpliéndolo y nunca te rindes continúas luchando por ese primer nivel, por ese oro. “Ve primero con tu mente, después con tus ojos, y finalmente con tu cuerpo”.

Un campeón hace que lo fantástico ocurra, a pesar de que pudiera parecer imposible.

No necesitamos ser atletas profesionales para poder tener esta mente de ganador y beneficiarnos de sus efectos positivos, todos y cada uno de nosotros podemos alcanzar nuestro máximo rendimiento en nuestro juego de vida diario consiguiendo nuestro mejor yo. Podemos llegar a ser la mejor versión de nosotros mismos y parte de este proceso requiere mantener nuestro afán de aprender y crecer, entrenarnos con disciplina y perseverancia para producir un cambio sólido y visible en nuestras vidas.

“Sé fantástico en el acto, al igual que lo has sido en tu mente”, William Shakespeare

No hay un camino dorado hacia la excelencia, el camino está lleno de dificultades, hasta que no empieces desde lo más bajo, nunca tendrás la oportunidad de cumplir tus metas. Actúa y vive como si fueras un campeón, confía en ti mismo, céntrate en lo que quieres conseguir, cárgate de energía y a por todas.

“Una flecha se puede romper fácilmente, pero no diez juntas”, Proverbio Japonés

Con esto queremos hacer una distinción entre simplemente estar juntos o trabajar juntos como un equipo. Hay un término psicológico llamado difusión de responsabilidad que se refiere a que cuando una persona se encuentra en un grupo se esfuerza menos en la realización de una determinada tarea porque piensa que otro puede hacerlo. Conociendo esto, para ser un buen equipo, en vez de pensar que otro podrá hacerlo, da siempre lo máximo de ti desde el principio hasta el final. Visualiza oportunidades para incluir a tus compañeros. Plantéate: ¿Qué estoy haciendo que puede dañar a mi equipo?, ¿Qué hago que los anima?, ¿Qué pasos específicos tengo que dar para ser un mejor compañero y llegar más lejos?

Para finalizar queríamos además hacer mención a la importancia de un buen líder, esa persona que fomenta y estimula a los otros a ser mejores, a crecer.

“La fuerza de un equipo es la fuerza de sus líderes” Vince Lombardi

Un estilo fuerte y positivo de liderazgo es crucial para un buen funcionamiento de un equipo o grupo de trabajo. Cuando preguntas a diferentes personas qué prefieren si un líder productivo y positivo o uno negativo y agresivo la mayoría de las personas a día de hoy  lo tienen claro.

Y finalizamos con 10 sugerencias para llegar a ser el mejor líder:

  1. Desarrolla una visión de éxito y mantente entusiasta durante todo el camino.
  2. Los buenos líderes quieren feedback de otros, no bloquean las críticas, las escuchan, y reconocen sus errores.
  3. Tienen gran confianza y optimismo sobre lo que están haciendo. Mantienen la calma incluso en momentos de crisis. Los miembros del equipo necesitan sentir que aún hay esperanza.
  4. Les importan sus jugadores y todo el personal.
  5. Respeta y aprecia su rol, así como los roles de los otros.
  6. Date cuenta de que tu impacto va más allá del rendimiento
  7. Apoya a todos, incluido a ti mismo
  8. Aprende a adaptarte a cada situación, y usa el estilo que encaje con cada una de ellas.
  9. Comparte los sacrificios del equipo, nunca pidas a otros que hagan por lo que tú no te sacrificas.
  10. Haz lo correcto, incluso cuando lo correcto es hacer algo que no es fácil o popular.

Os dejamos una infografía para que tengáis claro qué pasos son necesarios para conseguir esta mente del campeón.

Para más información, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

Contacta con nosotros:

Clínica Guillén: Psicología y Psiquiatría

Psicología: 626117356      victoria@psicologia-psiquiatria.com

Psiquiatría: 675145329    mariano@psicologia-psiquiatria.com

 

champion mind

 

Leave a Reply

 

Síguenos en

   

  Victoria Guillén Paredes en Doctoralia

Clínica Guillén - Psicología y Psiquiatría


Clínica Guillén:Psicología y Psiquiatría

visitar web