Problemas de pareja

¿Lo resolvemos?

PAREJA

La pareja es un pilar importante en el mundo adulto, es alguien que te apoya, que te acompaña, con quien puedes ser tú, y con quien prosperas a lo largo de la vida. En ocasiones, este vínculo se rompe y no somos capaces de darnos cuenta o lo hacemos pero preferimos mirar hacia otro lado.

Es positivo acudir a terapia de pareja cuando:

  • Sientes que hay algo que ya desde hace tiempo no funciona con tu pareja
  • No os comunicáis
  • Estáis empezando a hacer vidas paralelas
  • Os peláis muy frecuentemente
  • Os sentís incomprendidos

En muchas ocasiones nuestra pareja puede dejar de ir bien porque:

  • Nos habituamos a la pareja y dejamos de cuidarla
  • Somos egoístas
  • Tenemos algún otro problema que no compartimos con el/ella
  • Esperamos que nuestra pareja sepa lo que sentimos y pensamos , y nos decepcionamos cuando no es así.

Por otro lado, es interesante entender que a lo largo del tiempo la pareja pasa por diferentes fases, y que el amor romántico está presente durante la primera etapa, apareciendo el afecto, la comunicación, la atracción sexual y la estima. Ese sentimiento de amor está compuesto por cuatro importantes componentes que son:

  • La idealización: al enamorarnos idealizamos al otro, pensando que no existen los puntos negativos, incluso esos puntos nos parecen positivos o atrayentes.
  • La identificación: nos sentimos identificados y conectados con esa persona
  • La confianza: imprescindible para que una relación y un sentimiento de amor sea saludable y duradero
  • La complementariedad: sentir que esa persona te complementa.

Si al cabo del tiempo, conseguimos mantener estos cuatro puntos, así como entender a nuestra pareja y aceptarla la relación se hará más fuerte y nos sentiremos plenos y satisfechos a su lado.

Robert Sternberg, habla de la teoría triangular del amor aludiendo a que pueden llegar a haber 7 diferentes tipos de amor según las combinaciones de 3  componentes:

PASIÓN: Es ese estado de intenso deseo y unión con el otro

INTIMIDAD: Aquellos sentimientos que promueven el vínculo, que te hacen sentir conectado al otro

COMPROMISO: Decisión de amar a otro y mantener ese compromiso.

Según la combinación de estos tres componentes encontramos:

  • Cariño: Este amor es el que caracteriza a las amistades hay intimidad pero no pasión ni compromiso a largo plazo
  • Encaprichamiento: Es lo que llamamos amor a primera vista, hay pasión pero no intimidad ni compromiso
  • Amor vacío: En este tipo de amor existe una unión por compromiso pero la intimidad y la pasión han muerto, no sienten nada el uno por el otro pero hay una relación de respeto mutuo
  • Amor romántico: Son aquellas parejas que están unidas por la intimidad, comparten aficiones, les gusta estar juntas así como tienen pasión el uno por el otro, sin embargo no hay un compromiso firme de estar juntos. Es algo así como amores de verano.
  • Amor sociable o de compañia: Este tipo de amor podemos encontrarlo en matrimonios largos donde ya no hay pasión pero queda una gran intimidad y compromiso
  • Amor fatuo o loco: Este tipo de amor ocurre cuando nos comprometemos con alguien guiados únicamente por la pasión, sin que haya aún un componente de intimidad con la persona.
  • Amor consumado: Es la forma completa e ideal de amor, ocurre cuando sentimos pasión por nuestra pareja, tenemos intimidad con el/ella y a la misma vez estamos comprometidos con el otro para mantener ese amor.

 

Desde Clínica Guillén ayudamos a muchas parejas a entenderse, y a recuperar su vida de pareja, o por el contrario a entenderse y entender que es mejor una vida separados.

Para más información, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

relaciones de pareja