Trastorno de déficit de atención con hiperactividad:

Los niños con este trastorno suelen ser muy inquietos, revoltosos y desordenados, además interrumpen continuadamente las tareas de los demás, se distraen, no acaban las tareas ni el colegio ni en casa. Continuamente se pelean con compañeros y hermanos, son agresivos y aunque parezca que se arrepienten cuando hacen algo mal finalmente vuelven a repetirlo. Su rendimiento académico cada vez es más inadecuado y es remitido a consulta por la profesora.

El TDAH es el trastorno de conducta que se manifiesta más frecuentemente en la infancia. El TDAH es un síndrome conductual con bases neurobiológicas y un fuerte componente genético e implica un patrón de déficit de atención, hiperactividad y/o impulsividad y que en muchas ocasiones está asociado con otros trastornos comórbidos  como el trastorno negativista desafiante, trastorno del sueño, trastorno de conducta, trastorno de ansiedad, trastornos del espectro autista, tics y trastornos del ánimo.

Este trastorno se observa en el 4-5 % de los niños en edad escolar, afectando sobre todo a los varones.

Los síntomas de un 60% de los niños con TDAH persisten en la edad adulta, y el trastorno se asocia con el de personalidad antisocial y el de abuso de sustancias.

El tratamiento suele ser combinando la terapia psicológica con el tratamiento farmacológico: metilfenidato

La realidad social es que a pesar de la alta prevalencia del trastorno en nuestra sociedad nos encontramos además con un gran desconocimiento sobre el trastorno siendo por ello crucial acudir a buenos profesionales que detecten y evalúen correctamente la problemática del menor.