Trastorno negativista desafiante:

Podemos decir que este trastorno es el más frecuentemente asociado al TDAH y por tanto es necesario hacer un adecuado diagnóstico diferencial y valorar si el niño presenta solo TDAH, TND o un diagnóstico conjunto.

Este trastorno se caracteriza por la presencia de un comportamiento negativista, hostil y desafiante que dura al menos 6 meses y donde se encuentra presente al menos 4 de los siguientes síntomas: el niño se encoleriza e incurre en pataletas, discute con adultos, desafía a adultos, molesta deliberadamente a otras personas, acusa a los demás de sus errores y /o mal comportamiento, es susceptible, colérico y rencoroso/vengativo. Además hay un deterioro social, académico, familiar.

No hay una explicación clara sobre las causas de este trastorno pero se considera que los niños con esta patología no cuentan con las habilidades emocionales y cognitivas necesarias para afrontar las situaciones de la vida, no sabiendo como canalizar sus frustraciones.