TDAH

By 19 octubre, 2015Niños

TDAH, ¿Una moda?

Nunca para quieto; siempre está haciendo algo.

No piensa antes de actuar.

No va bien en el colegio, está por detrás de la media de su clase.

Nunca presta atención a lo que le digo.

Todo este tipo de preocupaciones que los padres transmiten, y en muchas ocasiones los profesores, son las dificultades principales que presentan los niños con Trastorno por déficit de atención e hiperactividad: TDAH.

Solamente unos pocos trastornos en niños y adolescentes han acaparado tanta atención pública y han estado rodeados de tanta controversia como el TDAH, llegando incluso a plantear que el TDAH era una invención. A día de hoy, hay muchas cosas que no están claras, lo que sí está claro es que esta problemática está causando mucho sufrimiento en muchas familias actuales, y que por tanto, es nuestra tarea poner remedio.

En cuanto a las manifestaciones principales podríamos enumerar:

  1. Déficit de atención: Los padres indican que estos niños, comparados con iguales, pasan rápidamente de una tarea a otra, y no prestan atención a lo que se les dice. Los profesores se quejan de falta de concentración, de conductas que no tienen que ver con las tareas que están haciendo y de falta de atención a las instrucciones que se le dan. Una de las dimensiones de la atención es la atención selectiva, es decir, la capacidad de atender a los estímulos importantes del entorno e ignorar los que no son importantes. Estudios indican que la introducción de estímulos irrelevantes distrae la atención de los niños con TDAH, especialmente si los estímulos son novedosos o llamativos y las tareas son aburridas, desagradables o difíciles. También se ha estudiado la atención mantenida, que se refiere a prestar atención a una tarea durante un periodo de tiempo. Las conductas que no tienen que ver con lo que se está haciendo, tanto en el colegio como en casa, podrían reflejar problemas para mantener la atención.
  2. Hiperactividad: Los problemas motores en este trastorno incluyen tanto un exceso de actividad como una actividad inoportuna. Suele decirse que los niños con TDAH no paran de moverse, son nerviosos, inquietos, se mueven mucho. La mayoría de ellos además suelen tener con cierta frecuencia pequeños accidentes, así como accidentes más graves en otras ocasiones.  Estos niños, parecen tener problemas para regular sus acciones según los deseos de otras personas o las demandas de la situación concreta.
  3. Impulsividad: Lo esencial en la impulsividad es una deficiencia en la inhibición de la conducta, manifestada como “actuar sin pensar”. El niño parece incapaz de controlar su conducta y demorar la gratificación, lo que lleva a juzgar al niño como maleducado, perezoso, descuidado.

Además de estos tres componentes centrales, las personas que sufren TDAH, sufren otra serie de problemas adicionales como problemas de aprendizaje, conductas perturbadoras y disociales, inconsciencia, baja autoestima, depresión, ansiedad, problemas sociales, etc. No obstante, quizá uno de los problemas más vinculados con el TDAH sea los problemas escolares, sociales y de conducta.

En cuanto a la Etiología no existe un único factor que sea capaz de explicar totalmente el TDAH. Podríamos hablar de un mal funcionamiento biológico,  de anomalías en los neurotransmisores del sistema nervioso central, complicaciones durante el embarazo, nacimiento, así como de factores psicosociales.

En cuanto al tratamiento del TDAH contamos con diferentes formas de tratamiento:

  • Intervenciones cognitivo-conductuales: Donde se usan varias técnicas para que el niño aprenda a autorregularse y autorreforzarse.
  • Medicación: Ayudan al niño a controlar el comportamiento y aumentar la atención.
  • Modificación de conducta: Formación para padres donde aprenden a manejar la desobediencia y la conducta desafiante de sus hijos y gestión del aula donde los profesores y el niño firman un acuerdo escrito especificando la forma en la que se comportará el niño y las contingencias que se producirán.

En definitiva, una combinación de tratamiento suele ser lo más útil y eficaz en el caso de estos pacientes.

Contacta con nosotros:

Clínica Guillén: Psicología y Psiquiatría

Psicología: 626117356      victoria@psicologia-psiquiatria.com

Psiquiatría: 675145329    mariano@psicologia-psiquiatria.com

 

TDAH

 

Join the discussion 5 Comments

Leave a Reply

 

Síguenos en

   

  Victoria Guillén Paredes en Doctoralia

Clínica Guillén - Psicología y Psiquiatría


Clínica Guillén:Psicología y Psiquiatría

visitar web