Trastornos de Ansiedad

Los trastornos de ansiedad hacen referencia a miedos y/o preocupaciones con una frecuencia e intensidad desproporcionada y/o poco realista teniendo en cuenta la situación que la desencadena.

La ansiedad o el miedo se define como un complejo patrón de tres tipos de reacciones ante la percepción de una amenaza: respuestas motoras (salir corriendo), respuestas fisiológicas (cambios en la frecuencia cardíaca), y respuestas subjetivas (pensamientos de peligro, pensamientos de falta de capacidad)

Dentro de los trastornos de ansiedad contamos con distintos tipos de trastornos:

• Trastorno de pánico: las personas con este tipo de trastorno sufren ataques de ansiedad aguda, períodos de terror intenso con una duración que varía desde pocos segundos a unas cuantas horas. El inicio del trastorno suele ser al iniciarse la vida adulta, no obstante también podemos encontrar casos en niños y adolescentes siendo además más habitual en mujeres que en hombres. Los síntomas principales de este trastorno son iguales en todas las culturas del mundo, y entre ellas encontramos palpitaciones, sudoración, temblores, sensación de ahogo o falta de aliento, sensación de atragantarse, opresión o malestar torácico, náuseas o molestias abdominales, inestabilidad, mareo o desmayo, desrealización, miedo a perder el control ovolverse loco, miedo a morir, parestesias, escalofríos o sofocaciones. Siendo normal desencadenar un miedo a la posibilidad de más crisis y no ser capaz de controlarlo.

• Trastorno de ansiedad generalizada: Este trastorno aparece cuando la persona presenta una ansiedad y preocupación excesiva sobre una amplia gama de acontecimientos y actividades que se prolonga más de 6 meses siendo imposible para la persona controlar ese estado de constante preocupación presentando además síntomas de irritabilidad, fatiga fácil, tensión muscular, dificultades para dormir, etc.

• Fobia social: Este tipo de trastorno consiste en un miedo exagerado y constante a comportarse de modo humillante en situaciones sociales variadas. E miedo suele producirse en situaciones en las que el individuo se encuentra en contacto con personas desconocidas.

• Fobias específicas: Los personas con fobias tratan de evitar la situación u objeto que les produce miedo, por ejemplo un niño que siente un miedo intenso a los perros puede negarse a salir a la calle, y al encontrarse con uno puede quedarse inmovilizado o salir corriendo en busca de ayuda y protección. La característica fundamental es el miedo constante y exagerado, irracional o excesivo a un objeto o situación específica. Además es necesario que la exposición al estímulo fóbico produzca necesariamente una respuesta de ansiedad.

• Trastorno de estrés postraumático: Para que una persona padezca este trastorno se requiere que haya estado en contacto con un acontecimiento traumático en el que haya habido amenaza de muerte, de heridas graves o de la integridad física de sí mismo o de otros, y en la que el sujeto haya respondido con miedo, impotencia u horror. Podemos definir el trauma como una situación distinta de la experiencia cotidiana norml que prácticamente para la mayoría de personas sería una experiencia dolorosa. Existen tres categorías que suelen experimentarse: la persona revive el acontecimiento traumático, evita persistentemente estímulos relacionados con el trauma y tiene una alta activación fisiológica.

• Trastorno obsesivo-compulsivo: Este trastorno puede también incluirse dentro de los trastornos de ansiedad. Las obsesiones son pensamientos no deseados por las personas que son recurrentes e intrusos, aparecen sin que la persona pueda controlarlos. Por otro lado, las compulsiones son normalmente conductas estereotipadas y repetitivas que la persona siente necesidad de realizar para reducir sus niveles de ansiedad. A diferencia de otros pacientes  con otro tipo de trastornos, los pacientes con TOC reconocen lo irracional de sus pensamientos y comportamientos, no obstante se encuentran incapaces de solucionarlo. A menudo las compulsiones se hacen cada vez más absorbentes, hasta que llegan a obstaculizar por completo la vida del individuo.